jueves, 17 de diciembre de 2009

Trabajadoras del sexo se organizan

Rafael Lara

END - 18:27 - 06/12/2009


Imagen
magen
María Elena Dávila y Fany Torres Rodríguez firman con el procurador de derechos humanos Omar Cabezas, el convenio de colaboración y capacitación. Carlos Cortez / END



Se dice que es la profesión más antigua, sin embargo, gremialmente no tienen ningún derecho, más bien en la historia de la humanidad se les ha discriminado, condenado, rechazada por su propio género y hasta asesinado por el simple hecho de vender sus cuerpos.

Han sido llamadas desde cortesanas hasta meretriz, “mujer de la vida alegre” y hetaira, hasta adjetivos peyorativos como ramera y mujer descarriada o deshonesta, entre un centenar de palabras.

Ellas simplemente se denominan trabajadoras sexuales y en Nicaragua desde 2006 se comenzaron a organizar gremialmente.

Su objetivo es que se les trate como profesión y, al igual que cualquier otro trabajador, poder tener los derechos laborales. Actualmente el Código Penal no sanciona el sexo por remuneración entre personas adultas, lo que define como delito es la rufianería y la trata de personas.

Da la cara

“Mi nombre es María Elena Dávila y soy trabajadora sexual y pertenezco a la Red de Trabajadoras Sexuales de Nicaragua, Red Trasexnic, afiliadas a la Red de Trabajadoras Sexuales a Nivel Latinoamericano.

“En nuestro país existen la Asociación de Trabajadoras Sexuales ‘Girasoles’ de Nicaragua, de la cual soy presidenta”, nos expresó señalando que no le molestaba la publicación de su nombre o su imagen ya que no tenía de qué avergonzarse.

Comentó que su labor es igual a cualquier otra, como si fuese una mesera, un carpintero o un administrador, no obstante, reciente que nadie se preocupa por los derechos laborales de las trabajadoras sexuales.

No promocionan trabajo sexual

“Estamos organizadas en Matagalpa, Masaya, Estelí y León. Estamos trabajando en la defensa de los derechos
humanos de las trabajadoras sexuales, porque desgraciadamente en nuestro país nosotras somos el problema del VIH y cualquier otra enfermedad de transmisión sexual o el problema de la infidelidad de los maridos. Eso no es cierto, somos seres humanos igual que cualquier otra mujer en el mundo. Por eso pedimos que respeten el trabajo que hacemos, el trabajo que realizamos es sexual y también es un derecho. Que no nos discriminen por serlo, que no nos vean como las malas, como las quita hombres, las vagas”, pidió Dávila.

Indicó que ellas no promocionan el trabajo sexual, sino que cada una decide en lo que quiere trabajar así como lo hace cualquiera. “Todos y todas trabajamos por necesidad, nadie lo hace por deporte o porque no tiene nada mejor qué hacer, así también ejercemos nosotras el trabajo sexual. Nosotras somos madres, mujeres solas y con hijos”, afirmó.


El nacimiento como gremio

Dávila comentó que la organización del gremio de trabajadoras sexuales en Nicaragua comenzó en 2006, luego de ser ella invitada a El Salvador para una capacitación sobre el Trabajo Sexual, impartida por la Red de Trabajadoras Sexuales Latinoamericanas.

“Esta red es grande y está en 17 países de América Latina y el Caribe, teniendo su sede en Argentina. Es la lucha que hemos emprendido, me he capacitado sobre nuestros derechos y en 2007 nacimos como la Asociación de Trabajadoras Sexuales denominada Girasoles, que tiene 125 asociadas”, relató. Un avance del gremio fue la firma de colaboración con la Procuraduría en Defensa de los Derechos Humanos, PDDH, para la capacitación propiamente en derechos humanos.

“Este convenio contempla que trabajaremos en el equipo de capacitadores de la PDDH, cuando estos vayan a las capacitaciones para personal de las instituciones estatales, con ellos estará una de nosotras para sensibilizar sobre la problemática de las trabajadoras sexuales y más que todo que nos respeten”, indicó.

Las Golondrinas

Por su parte, Fany Torres Rodríguez, del Grupo de Mujeres Trabajadoras Sexuales “Las Golondrinas”, señala que es importante organizarse para poder defender sus derechos.

“Queremos que la sociedad nos vea como personas que somos, como cualquier otra mujer. En toda profesión se ocupa una parte de su cuerpo para trabajar, en nuestro caso ocupamos nuestras partes íntimas. Asimismo, queremos que se nos trate con la misma dignidad, que se reconozca también que tenemos derecho a trabajar”, dijo Torres.

Esta fémina tiene 3 hijos y nos comenta que les habla de la realidad de la vida, del derecho que las mujeres tienen que trabajar y que ella lo hace como trabajadora sexual para que a ellos no les falte nada y puedan estudiar.

“Queremos tener derecho al trabajo, derecho a educación, a la salud, a organizarnos, a ser escuchadas y respetadas”, expresó Fany

Discriminación 
Dávila dijo que necesitan de una atención de salud integral y que en ese ámbito son discriminadas. “Desde el momento que nos preguntan cuál es nuestra profesión y contestamos que somos trabajadoras sexuales lo primero que hacen es revisarnos la vagina, aunque a nosotras nos duela la cabeza, la vista, el estómago. No nos duele tanto la atención médica, sino la manera en que nos discriminan”, expresó.

Así ellas piden al sistema de salud y las escuelas de medicina que sensibilice a los médicos y estudiantes de medicina para que no se siga dando ese tipo de maltrato.

Torres indicó que la segunda institución del Estado que más las discrimina es la Policía Nacional. “Cuando vamos a poner una denuncia, sólo por el hecho de prestar servicios sexuales, no nos escuchan y lo primero que dicen es que nosotras somos las busconas, que no nos damos a respetar. También nos maltratan y nos persiguen. No nos dejan trabajar en paz”.

Por su parte, Dávila subrayó que “sólo porque sos mujer te discriminan, no nos ven como parte de la sociedad, sino como un objeto, sin valor. El trabajo sexual es un riesgo --por los horarios, por la gente desconocida que las aborda y los lugares que frecuentan— pero se hace más riesgoso cuando las personas que se supone deben defenderte no lo hacen. Por ejercer esta profesión la sociedad te tipifica, te señala”.


La Procuradora de la Mujer

Ellas agregaron que están haciendo un estudio sobre el trabajo sexual en Nicaragua y realizarán un censo para saber cuántas mujeres ejercen el servicio sexual como una labor.

Para la procuradora especial de la mujer, Deborah Grandison, el año pasado en la ciudad de León tuvieron un primer acercamiento con las trabajadoras sexuales y a partir de eso se han realizado diversas gestiones, por ser un sector altamente vulnerado por la sociedad y parte de eso ha venido de las instituciones del Estado como el Ministerio de Salud y la Policía Nacional, lugar donde no se les atiende luego de que son golpeadas por los clientes que no quieren pagarles, o les roban, por lo que evitan intervenir y están a favor de los hombres.

“Se ha visto la necesidad de que la PDDH haga un trabajo más cercano, para tutelar los derechos ciudadanos de este sector, cuyos hijos e hijas también son maltratados. Hace falta trabajo en la conciencia, para 

eliminar muchos mitos de la sociedad alrededor de las trabajadoras sexuales. Nos hemos reunido con la institución policial para que se elimine ese maltrato. Hace falta mucha educación en los funcionarios públicos y la sociedad en general para que no se sigan violentando sus derechos”, expresó la procuradora especial.

Habla Monseñor Peña

Sobre el tema Monseñor Luis Amado Peña, Vicario Episcopal, dijo “considero que tener sexo con un desconocido es rebajar su autoestima, porque se hace por dinero, no por amor. La Biblia dice que el hombre se unirá a su mujer y serán una sola carne, no se juntan para ocupar a la mujer por deseo. Y sobre las relaciones fortuitas se aconseja que no se practiquen, porque el sexo es una responsabilidad en la vida”. Eso desde el carácter doctrinal, sin embargo, dijo que quienes ofrecen servicios sexuales han existido siempre y también tienen derechos.

“Algunas personas han encontrado esta forma de vivir, pero ¿de qué van a vivir ellas? Está en la conciencia de cada uno y de la sociedad para que encuentren otras opciones fuera de alquilar sus cuerpos. Esta se podría decir que es la forma ‘fácil’ de ganar dinero, talvez porque no han estudiado, porque la familia las ha abandonado”, dijo monseñor.

Agregó que como personas hay que elevarlas en sus derechos humanos, por su dignidad y ese maltrato tiene que ir cambiando. Pero también para eso las servidoras sexuales tienen que comenzar por sus derechos ciudadanos.

El servicio sexual en el mundo
El término trabajo sexual no es más que el intercambio de servicios sexuales por dinero. De manera más o menos abierta está permitido en la mayoría de los países, excepto en los Estados Unidos --salvo en algunos condados del estado de Nevada-- y en determinados países musulmanes donde castigan hasta con la pena de muerte.

En el norte de Europa, el servicio sexual es un oficio regulado en el que sus trabajadores y trabajadoras pagan sus impuestos y no arrastran una imagen social tan degradada. Este es el llamado “modelo pro regulación.

Sin embargo, en otros países del mismo entorno, como Suecia, se ha optado por no permitir la prostitución penalizando el consumo, es decir, a los clientes, ya que el trabajo sexual es considerado una forma de violencia contra las mujeres,

l servicio sexual en Nicaragua
Según la “Investigación regional sobre tráfico, prostitución, pornografía infantil y turismo sexual infantil en México y Centroamérica”, uno de los escasos estudios que se tienen del tema, realizado por Casa Alianza Internacional en 2002, junto al Ectpat y Fondo de la Niñez, Audrey Hempburn, señala que la altas tasas de desempleo en Nicaragua, la crítica situación económica y social que las enfrentan mayoritariamente los núcleos familiares y la violencia institucionalizada son causas facilitadoras para la explotación sexual.

Las personas que prestan servicios sexuales regularmente están en espacios públicos o calles, discotecas, clubes nocturnos y más recientemente los centros de masaje donde trabajan de cinco a diez jóvenes.

“La mayoría de ellas son de extracción humilde y prácticamente se ven obligadas a desempeñar esta labor por necesidad, para mantener a sus hijos e hijas, porque no tienen otra opción de trabajo, sus familiares las echaron a la calle o sus compañeros y novios les dieron la espalda”, dicta la investigación donde se estima que sólo en Managua un 40 por ciento de las 1 mil 200 trabajadoras sexuales son menores de 18 años.

En China, Dongguan ofrece prostitución con norma ISO


En 1949 Mao cerró los burdeles y declaró que la prostitución era delito. Sesenta años después, Dongguan – la ciudad del sexo – ha obtenido certificación de calidad para sus servicios de prostitución. La ciudad emplea a 300.000 mujeres y a más de 800.000 responsables.

Escultura en Dongguan, China.

La ciudad, llamada Dongguan, se alza entre los canales del delta del río Perle, en la región meridional del Guangdong. De vez en cuando una redada recuerda que vender sexo es un delito, pero en realidad, las autoridades no hacen nada para frenar el comercio, según informa Giampaolo Visetti para La República de Roma.
El lugar fue elegido porque se encuentra a mitad de camino entre Shenzen y Guangzhou, dos mega ciudades industriales con millones de obreros transitorios, empresarios y clientes en viajes de negocios. Muchos reúnen casi siempre los dos requisitos más necesarios: están lejos de su casa y tienen algún dinero en el bolsillo. En treinta años, gracias a la explosión global de la economía china, Dongguan convirtió lo que era un oficio artesanal en una verdadera industria.
La actividad allí comienza desde la mañana,cuando abren sus puertas 25.000 locales: salas de sauna, centros de masajes, bares, karaokes, baños y discotecas. Hay también 120 hoteles de lujo para hombres especialmente generosos que aman las muchachas de alta calidad. Ninguno es oficialmente un burdel.
El amor aquí – si bien pleno de exotismo y fineza oriental -- se administra como una gigantesca cadena de montaje. Cada local ofrece unas cuarenta muchachas, distintas según su calidad. Para lograr esa calidad, cada aspirante es sometida a un curso regular de adiestramiento profesional. Los cursos, para las que resultan más refinadas, incluyen, por ejemplo, baile, canto y recitado.
La genialidad de Dongguan ha llegado al extremo de pedir – y obtener – la certificación de la norma ISO para garantizar la calidad del producto que ofrece. Trescientos inspectores examinan cada mes locales y prostitutas: evalúan el lujo, los locales, la limpieza, la salud, la edad, las características, los equipos, la reserva del servicio y así hasta llegar al título de estudio de las señoras y el riesgo de que los clientes sean víctimas de una redada policial. Los centros más elegantes ofrecen, entre sus muchos servicios, también tecnología. Hay prostitutas hi-tech que ayudan a los clientes extranjeros a navegar por internet. Hay una sociedad, por ejemplo, que por veinte euros al año, envía a sus abonados SMS diarios con las novedades, la programación del día, las ofertas.
Se calcula que 10% de los obreros de Dongguan frecuentan habitualmente a las prostitutas, lo que lo convierte en un negocio mueve unos 70 millones de euros a la semana. 90% de quienes hoy son prostitutas, antes trabajaron en las cadenas de montaje de las fábricas de Guangdong. Terminaron en los burdeles porque no fueron confirmadas.
Mercado

viernes, 11 de diciembre de 2009

"La victimización de las prostitutas no es una buena estrategia feminista" La mesa 'Nosotras, las malas mujeres' defendió en la primera jornada del encuentro feminista los derechos de las prostitutas.


gentedigital.es
11/12/2009 - 12:29
"La victimización de las prostitutas no es una buena estrategia feminista". "Es importante reconocer y diferenciar la prostitución ejercida como un trabajo voluntario de lo que es la presión que las mafias ejercen sobre mujeres obligadas a prostituirse.
Así se expresaba en la mesa 'Nosotras, las malas mujeres', Cristina Garaizábal, del colectivo Hetaira, que se mostró a favor de las trabajadoras del sexo y reivindicó leyes que les permitan a estas mujeres mejorar sus condiciones laborales y evitar la explotación de la que, a veces, son objeto por parte de los dueños de los clubes donde desarrollan su trabajo.
Garaizábal pidió que se persiga a las mafias que controlan las tratas ilegales de mujeres y que les obligan a prostituirse. En este sentido, afirmó que esta situación es bien distinta ya que es una esclavitud que sí debe eliminarse. Pero es importante diferenciar estos aspectos y clarificar la alegalidad que, hoy por hoy, supone el debate de la prostitución como un trabajo o como una opresión hacia las mujeres, indicó.
Dolores Juliano, antropóloga feminista, por su parte, subrayó que la prostitución es ejercida sobre todo por colectivos de mujeres pobres y que la usan para método de supervivencia.
Pero no ha sido el único tema abordado el sábado en las Jornadas Estatales Feministas que se desarrollaban simultáneamente en las Facultades de Ciencias y de Arquitectura Técnica.
Entre otros asuntos también fue presentado un programa sobre buenos tratos, desarrollado por 'Acción en Red', un colectivo que componen diversas ONG. Este programa, socioeducativo y dirigido a los jóvenes, pretende prevenir la violencia. Entre otros recursos utilizan los documentales, las charlas o los talleres en centros educativos.

Genteen Granada


''Legalizar la prostitución no nos libra de la trata, pero dará más seguridad''

Esperanza. Viaje. Uniforme. Dormitorio. Cliente. Estigma. Resurrección. Son los siete vagones en los que viaja una dura exposición de denuncia, un puñetazo al tráfico de mujeres con fines de explotación sexual. Journey (Viaje) es el nombre de este recorrido que tiene por guía un rostro visible: Emma Thompson.







Crítica con la 'moda' de la reivindicación entre los famosos, la comprometida actriz inglesa se hace valer: "No soy solo un rostro: he hablado con muchas trabajadoras sexuales". Y para denunciar su situación, se pone en la piel de una prostituta que es engañada, violada, golpeada y que se ve obligada a ofrecer sus servicios sexuales hasta con 40 hombres cada día en un vídeo que se exhibe en la exposición.

El viaje de Helena
La idea de desenterrar la crueldad de una forma de esclavitud que continúa sin abolirse llegó a su cabeza hace tres años, cuando Thompson conoció a Helena. La joven, víctima de la trata de blancas, preside a día de hoy un colectivo que lucha contra esta práctica. "Hablé con ella durante unas tres horas, me contó su historia y le dije que tenía que contársela también al mundo".

Y Helena contó su historia. La historia de una mujer a la que un día le entregaron una bolsa con ropa usada de otra prostituta y le dijeron 'ponte a trabajar'. Nunca había visto a un hombre desnudo. No sabía colocarse un preservativo. No sabía practicar sexo oral. Como ella, otras muchas mujeres digieren el mismo trago amargo "en España, en Londres y en las ciudades ricas, donde los hombres de clase alta pagan por sexo".

Thompson muestra su cara menos amable al denunciar la situación: "la gente cree que saben a lo que vienen, que quieren ganar dinero y enviarlo a sus casas". Y sí. Las mujeres sometidas a trata se dejan camelar por sus extremas necesidades económicas. Pero las violaciones, los malos tratos y las humillaciones no forman parte del guión.

El yugo de los tabúes
"No queríamos contarlo en una película, donde la gente se sienta y lo ve. Queríamos la implicación del público", cuenta la actriz en una entrevista concedida a TVE. Eligieron un paseo por siete contenedores de un barco "porque el 7 es un número mágico cuando se cuenta una historia y porque la gente va pasando de un país a otro".

Cualquiera de los contenedores conduce a un mundo sepultado entre tabúes donde los artífices de la trata ganan hasta 150.000 euros al año esclavizando mujeres. "Cada vez se compra más sexo". La trata es el mayor negocio después de las drogas y las armas.

Thompson recuerda su pasado como militante a favor del feminismo. "A los 20 años era feminista, a los 30 estaba enfadada". Reconoce que los tabúes del sexo no se han tumbado, y ello hace que "el mundo sea un lugar peligroso para las mujeres". Tras dejar clara la diferencia entre la prostitución y la trata, --"una mujer forzada llega a la prostitución y no tiene otra opción"--, a juicio de la actriz inglesa la única solución para acabar con el mercado de mujeres pasa por legalizar la prostitución.

La solución: legalización
"En países como Alemania u Holanda, donde la prostitución es legal, el problema de la trata es enorme". Aún así, pese a que legalizar no significa erradicar, "ayudará a liberar la prostitución, aportará mayor seguridad y permitirá identificar a los responsables de la trata". En el terreno de la prostitución, prohibición es sinónimo de malos tratos. De violaciones. De esclavitud. "Hay prostitutas que dicen que siempre han querido serlo, que ese era su objetivo... ¡no! ¡no es una carrera vocacional! No es una opción, simplemente no hay otro trabajo".

La actriz pone sobre la mesa la posibilidad de poner en marcha campañas dirigidas a los clientes. "Tienen que usar la cabeza" e identificar si la persona a la que pagan fue sometida a trata o no. "¿Cómo ha llegado aquí si no habla tu lengua?", cuestiona Thompson.

Es una pregunta retórica que nadie se hace. Una luz al final de un túnel donde la protección y la acción conjunta de los gobiernos de turno brilla por su ausencia. Y mientras, las mujeres sometidas a trata cubren el rostro con las manos para ocultar su vergüenza. Vergüenza porque alguien que no siente vergüenza abusó de ellas. "No han hecho nada malo, no están fuera de la ley. Sólo están destrozadas por dentro".
logo

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Las prostitutas danesas ofrecen sexo gratis a los asistentes a la cumbre en protesta por una campaña municipal

Las autoridades municipales han distribuido en los edificios principales así com en la sede de la cumbre, tarjetas postales con el mensaje "Sé sostenible: no compres sexo"


Copenhague.(EFE).- Las prostitutas danesas han decidido ofrecer sexo gratis a los delegados de la Cumbre de la ONU sobre el Cambio Climático (COP15) como reacción a una campaña contra la compra de sexo lanzada por el Ayuntamiento de Copenhague.
Las autoridades municipales de la capital danesa han distribuido en los principales hoteles y edificios principales de la ciudad, así como en el centro de congresos Bella Center, sede de la COP15, tarjetas postales con el mensaje "Sé sostenible: no compres sexo".


El propósito es convencer a los miles de delegados llegados a Copenhague de que recurrir a los servicios de una prostituta es moralmente erróneo, aunque esta actividad sea legal en Dinamarca, mientras no se demuestre que es coercitiva.


Las prostitutas danesas han contraatacado ofreciendo sexo gratis a cambio de mostrar una tarjeta de delegado de la COP15 y una de las postales de la campaña municipal, explicó hoy a Efe Susanne Møller, portavoz de la Organización en Interés de los Trabajadores del sexo (SIO, por sus siglas en danés), impulsora de la iniciativa.


Møller justificó la medida como una "acción de protesta" contra las autoridades municipales, "que pretenden llamar la atención vendiéndose como una ciudad libre de prostitución". "Debemos defendernos contra esta campaña discriminatoria", afirmó Møller, quien destaca el apoyo a la propuesta entre las prostitutas danesas, respaldo que se extiende a organizaciones similares de todo el mundo, hasta de países lejanos como Australia.
La portavoz de SIO señaló que la iniciativa no pretende animar a la compra de servicios sexuales, sino a dar a conocer la situación de las prostitutas y pedir a los delegados que se concentren en asuntos climáticos. El miedo a un hipotético aumento de la compra de sexo durante la COP15 es un mito y no hay ninguna evidencia que sostenga esa afirmación; al contrario obedece "a una concepción errónea" de los movimientos contrarios a la prostitución, que quieren abolirla a toda costa, "incluso manipulando la verdad".


SIO dice haber sido contactada por algunos interesados, pero no tiene constancia de que ningún delegado de la COP15 haya hecho uso de la oferta de las prostitutas danesas. "El Ayuntamiento de Copenhague ha hecho el ridículo en todo el mundo. La alcaldesa, Ritt Bjerregaard, sólo ha aparecido una vez en televisión para debatir conmigo sobre el tema, y desde entonces no se ha vuelto a pronunciar más. Sabe que es un caso que tiene perdido", afirmó Møller.
La Vanguardia.es

Las feministas piden el fin del acoso a las prostitutas

Críticas contra las ordenanzas "hipócritas" en las Jornadas Estatales


Asistentes a una conferencia en las Jonadas Feministas Estatales que se celebran en Granada. - ARSENIO ZURITA



"La victimización de las prostitutas no es una buena estrategia feminista". Son palabras de Cristina Garaizábal, del colectivo Hetaira, que participó ayer en Granada en la mesa redonda Nosotras, las malas mujeres. Debates feministas sobre la prostituciónGaraizábal reivindica leyes, no sólo buenas palabras o declaraciones de intenciones, que permitan mejorar las condiciones laborales de las prostitutas y evitar su explotación.
El debate sobre las prostitutas concitó ayer parte de la atención de as V Jornadas Feministas Estatales Treinta años después. Aquí y ahora. La cita, que concluye hoy, conmemora el histórico congreso feminista celebrado en 1979, también en Granada. "Es importante diferenciar la prostitución ejercida como un trabajo voluntario de la que se ejerce bajo la presión de las mafias organizadas", recalcó Garaizábal.
Más de 3.000 mujeres acuden al encuentro, que concluye hoy
Por su parte, la antropóloga Dolores Juliano puntualizó que son las mujeres pobres las que más ejercen la prostitución como "método de supervivencia". Mercedes Belbel, principal organizadora del encuentro, pidió un reconocimiento político y social de las trabajadoras del sexo. "Hay una gran hipocresía sobre el tema y no entiendo por qué resulta tan perturbadora esta otra cara de la realidad social", remarcó.
En cuanto a la aprobación por parte de ciudades (como Granada o Barcelona) de ordenanzas contra la prostitución callejera que multan a las trabajadoras del sexo, Belbel señaló que estas medidas "crearán más problemas que beneficios", pues son "reaccionarias y discriminatorias para los colectivos más vulnerables".

Ecofeminismo

Este no fue el único objeto de reflexión. Rosa Mejuto, de la Asociación Red Ecofeminista, Intercultural y Solidaria REIS, manifestó la necesidad de recuperar "el principio femenino" no desde la masculinización, sino desde la liberalización, el reconocimiento de la mujer como "objeto activo", la "despenalización del aborto", el disfrute del sexo y el placer y la desmitificación de que "la feminista está en la cocina".
Las asistentes se manifestaron a favor de Aminatou Haidar
Mejuto también abogó por no posponer la maternidad por motivos sociales o de trabajo, y recalcó el doble sentimiento de culpabilidad que implica este hecho en las mujeres. Por un lado, en aquellas que deciden no tener hijos por no aceptar los roles sociales y laborales impuestos y, por otro, en aquellas que los tienen porque asumen dichos roles.
Por otra parte, organizadoras, ponentes y asistentes participaron ayer a mediodía en sendas concentraciones en las facultades de Ciencias y Arquitectura Técnica en apoyo a la activista saharaui Aminatou Haidar, protagonista indirecta de las jornadas. Anoche, emprendieron una manifestación en los Jardines del Triunfo, que desembocó en la plaza de Mariana Pineda, en el centro de la ciudad. Durante el acto se lanzaron consignas como "Marruecos culpable, España responsable" y otras a favor de Haidar, en huelga de hambre desde el pasado 15 de noviembre.
"Viva, viva, viva el movimiento feminista" fue la consigna más repetida
Las jornadas tuvieron también un marcado acento festivo, con la actuación de la cantautora afrodominicana Ochy Curie, que abrió oficialmente el congreso. "Viva, viva, viva el movimiento feminista" fue la consigna más repetida y entonada, tanto en castellano como en catalán, gallego y vasco por las 3.000 asistentes que envolvieron de espíritu reivindicativo el Palacio de Exposiciones y Congresos.
La participación en las más de 140 actividades que componen el programa del evento con talleres, mesas redondas, ponencias, proyecciones, videocreaciones, exposiciones, música y poesía en directo fue alta durante todo el día.
Organizadas por la Asamblea de Mujeres de Granada Mariana Pineda y la Federación de Organizaciones Feministas del Estado Español, las jornadas dividen su programación en cinco bloques temáticosDevenires y luchas feministas; Identidades como ficciones; Crisis, globalización y acción feminista; Sexualidades y cuerpos y Nuevas representaciones y contextos. Entre otros temas, se abordan asuntos como la ley del aborto, la igualdad, el ecofeminismo, la maternidad, la violencia de género y la prostitución.

30 años de lucha, reflexión y crítica

Las primeras Jornadas Feministas Estatales, celebradas en Granada en 1979, supusieron el primer intento del movimiento en España de consolidar unas líneas de actuación comunes. En aquella ocasión, el debate más controvertido fue el de la idoneidad o no de lo que se llamó “doble militancia” (política y feminista). Barcelona acogió las jornadas feministas en 1985 y Madrid, en 1993. Las últimas tuvieron lugar en Córdoba (2000). La actual cita de Granada se caracteriza por la amplitud de miras, y excede los debates convencionales sobre feminismo. Se habla, por ejemplo, de política, crisis, belleza, trabajo, alimentación... El recuerdo a las mujeres republicanas también ha sido objeto de atención. Las participantes han puesto el acento en la necesidad de un feminismo “crítico y constructivo”.
Público.es

viernes, 4 de diciembre de 2009

Cae una red que prostituía a mujeres rusas en Donostia


Ofrecían a las jóvenes falsos contratos de trabajo en labores domésticas y, al llegar, les explotaban sexualmente 

04.12.09 - 03:33 - 

Llegaron desde Rusia atraídas por falsas promesas de trabajo y acabaron siendo obligadas a ejercer la prostitución. Agentes de la Policía Nacional de San Sebastián han desarticulado una red de explotación sexual de mujeres a las que amenazaban y coaccionaban en pisos y clubes de Donostia. La actuación tuvo lugar gracias al testimonio de una de las mujeres retenidas, que consiguió escapar y denunciar los hechos. En total se han practicado diez detenciones.
Según señalaron fuentes de la Delegación del Gobierno en el País Vasco en un comunicado, la operación se desencadenó el pasado 25 de noviembre, después de que una de las mujeres logró escapar de sus captores y acudiera a la Policía Nacional. La joven contó que fue captada en Rusia y trasladada a San Sebastián, donde fue introducida en el mundo de la prostitución y llegó a ser violada por los clientes.
Según las mismas fuentes, la red captaba a las chicas en Rusia a través de una mujer de la misma nacionalidad. El objetivo eran mujeres muy jóvenes, con familias desestructuradas y escasos recursos, a quienes se les ofrecían falsos contratos de trabajo para desempeñar labores domésticas y de hostelería. Todo era un engaño.
Al llegar, las mujeres eran informadas de que tenían una deuda de entre 1.500 y 2.000 euros que había contraído en su viaje hasta España y que debían de saldar. La deuda aumentaba a medida que pasaban los días. Seguidamente, les retiraban los pasaportes y eran alojadas en un piso, donde las amenazaban y coaccionaban obligándolas a ejercer la prostitución.
Las jóvenes, que sólo cobraban 20 euros semanales para tabaco, eran introducidas en un circuito de locales de alterne por toda España. Y todo esto bajo amenazas. De hecho, el miedo a que tanto ellas como sus propios familiares sufrieran represalias les impedía denunciar los hechos o escapar.
En la operación, los agentes registraron en el barrio de Amara de San Sebastián los clubes Gau Txori y Marilin. Según fuentes policiales, visitaron también una vivienda a escasos metros de esos clubes en donde se alojaban las jóvenes bajo la supervisión de una encargada, Alena A, alias 'Ariadna', de nacionalidad bielorrusa, y que supuestamente tenía el contacto en Rusia para reclutar a las mujeres. Asimismo, en el registro también se detuvo a José Ignacio I.T., presuntamente encargado de recibir a las jóvenes en los aeropuertos y de llevarlas al piso de la calle Carlos I. A ambos se les imputan delitos de detención ilegal, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, de los trabajadores y delitos relativos a la prostitución.
Controladas
En los registros, los agentes detuvieron a otras tres mujeres encargadas del control de las jóvenes: Olga K., en el club Gau Txori; Luz C.R., en el club Marilin; y Karina A., en la vivienda. Asimismo, los policías detuvieron a cinco mujeres que trabajaban en los referidos clubes de alterne, por un delito de infracción de Extranjería al estar en España de forma irregular.
En la operación, los policías se incautaron de los pasaportes retenidos a las jóvenes, 3.500 euros en efectivo, teléfonos móviles y documentación en la que se controlaba las actividades de la chicas.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Regularizarán a "sexoservidoras" en zona Este


Habilitan clínica de salud
El Sol de Tijuana
3 de diciembre de 2009

por Néstor Cruz

Tijuana.- A principios de esta semana, inició funciones la clínica de salud en la zona Este de Tijuana, la cual tiene como objetivo regularizar a las trabajadoras sexuales del extremo poniente de la ciudad, informó el director municipal de Salud, Ángel de la Torre Casillas.

El funcionario municipal declaró que el pasado lunes, fue cuando acudieron las primeras cuatro trabajadoras de los bares del Este de la ciudad, para someterse a estudios médicos que garantizan su salud, además de tramitar su tarjeta sanitaria.

Esto, dijo De la Torre, fue gracias a un recorrido en los bares de la zona Este, donde el personal de la DMS instó a los dueños de los centros de diversión para que regularizaran a sus bailarinas.

"Ahora ya estamos enlazados con palacio, tenemos todo digitalizado", acotó.

El costo de la tarjeta sanitaria incluye los exámenes para detectar diversas enfermedades de transmisión sexual como VIH/SIDA, clamidia, papanicolau y demás.

"No se han modificado los costos, lo que se incrementó fueron los estudios, ahora estamos haciendo un examen nuevo que se llama clamidia, ese no estaba y dados los problemas con la economía en vez de aumentarles el costo, les aumentamos exámenes", reveló.

De la Torre Casillas señaló que uno de los objetivos finales de regularizar a las sexoservidoras, es tener un padrón de las mujeres que se dedican a ofrecer este tipo de servicios.

Aunque al momento no se tiene un estimado real de cuántas mujeres y hombres se dedican a esta actividad, el titular de la Dirección Municipal de Salud (DMS) dijo confiar en que la invitación a regularizarse es la clave para saberlo.

Ahora con la instalación de la clínica, que se encuentra a espaldas de la delegación de La Presa, indicó, las trabajadoras sexuales del Este de Tijuana tendrán mayor accesibilidad a los servicios y serán más las que se regularicen.

Finalmente, De la Torre recordó que todas las sexoservidoras que tengan su tarjeta sanitaria, ya entran al registro municipal electrónico. Esta base de datos con fotografía de los inscritos, advirtió, evitará que las llamadas "paraditas" puedan "alquilar" la tarjeta.

martes, 1 de diciembre de 2009

Cero casos de SIDA en sexoservidoras


En córdoba no se tienen registro de infectadas en los servicios sexuales debido a los examenes mensuales que se hacen periódicamente
Escrito por Francisco Montes G./ElGolfo.In
Las 370 trabajadoras sexuales que laboran en Córdoba están libres de VIH/SIDA, según información de la Comisión de Salud del Ayuntamiento de esta ciudad.

A decir de Jesús Adán Castillo Durán, comisionado de salud del municipio, tanto en hombres como mujeres que se dedican a la prostitución no se ha detectado ni un sólo caso de SIDA en los últimos meses.

“Tiene un rasgo lógico, ya que es en este grupo es donde se cuida más el prevenir los contagios. El grupo más vulnerable es el más protegido”, comentó Castillo Durán.

A un día de conmemorarse el Día Internacional de la Lucha contra el SIDA, el también regidor quinto del Ayuntamiento cordobés explicó que las revisiones a este grupo se efectúan cada seis meses cuando, en coordinación con la Secretaría de Salud, las trabajadoras y trabajadores sexuales se realizan el examen para detectar casos de VIH.

Informó que de las 370 personas ubicadas en el grupo de riesgo, el 70 por ciento se encuentra laborando en bares y cantinas, mientras que el restante 30 por ciento se encuentra ubicado en las 13 casas de masajes que dan servicio en la ciudad.

“Nosotros le damos un servicio. Les decimos que se den de alta y nosotros le damos de manera gratuita el examen del VIH. La idea es ponernos a disposición de ellos en materia de salud”, declaró.

Por último, exhortó a los jóvenes a pensar en la prevención, y lanzó un llamado para enfatizar las campañas del uso del condón.
elgolfo